William Roger Bloom, quedó huérfano apenas tenía 2 años, luego de un trágico accidente en el que sólo él logró sobrevivir.

Desde su nacimiento, sufría de diversos problemas a la vista, por lo que no podía leer ni escribir. Tampoco juntarse con amigos, ver películas, ni ir al colegio como cualquier niño de la época.

Pero Will contaba con un héroe. Su abuelo, veterano de la primera guerra mundial ya jubilado, con quien vivía desde que quedó huérfano. Él le leía todo tipo de historias, describía, y transmitía todo lo que ocurría ahí afuera. Adicionando toda la magia que fuera necesaria con tal de captar la atención y obtener de Will una sonrisa.

Un día, Will notó que su abuelo no llegaba a despertarlo como todas las mañanas. A duras penas Will logró llegar hasta su cama, donde su cuerpo yacía inmóvil. Sólo atinó a tomar y ponerse los anteojos de su abuelo, para intentando ver con mayor claridad lo que ocurría. 

Ese día su vida cambió, porque a pesar de que tenía frente sus ojos la escena más triste de de su vida, también el superpoder para salir adelante. La vista. Los anteojos de su abuelo corregían perfectamente el mismo problema que él padecía.

Pero no sólo eso, porque al morir su abuelo, Will recibió también la secreta fortuna familiar que este custodiaba. 

A partir de ese día Will dedicó su vida al estudio de los ojos por medio de la lectura, algo que hasta ese minuto no había logrado ejercer por si mismo. Con el conocimiento adquirido, logró solucionar problemas de visión a miles de personas, y al mismo tiempo crear la mayor biblioteca relacionada a la visión que jamás se haya visto.

Como si fuera poco, Will asegura haber sido él mismo quien recetó y entregó anteojos a algunos de los personajes más influyentes de la historia moderna. Cambiando así el curso de la historia. 

A ratos, creemos tiene que ver con las historias de su abuelo y la fascinación por los cuentos que comenzó a leer, pudiendo llevar a una confusión entre la ficción y la realidad. 

Will nos ha encomendado una misión, -no importa lo que cueste- lograr que todos puedan ver. Y partiremos por Chile.

Para esto, nos ha donado parte de sus libros, historias, recursos y anteojos para que logremos hacer réplicas de estos con excelente calidad y ofrecerlas a todo Chile. Anteojos que fueron y seguirán siendo obras de arte. Ocupados por grandes y chicos de la historia. 

Junto con esta página web, ya hemos instalado la primera de muchas Tiendas-Biblioteca, en donde podrás darte cuenta que esto no es ficción. También agendar tu examen a la vista, y te guiaremos en todo el proceso para que logres tener tus anteojos y con estos el superpoder de la vista.